Claudio II el Gótico , cuyo nombre completo era Marco Aurelio Claudio Augusto, nació en Illiria (o tal vez en Dalmacia) en el seno de una destacada familia, el 10 de mayo del año 214 d.C. y su talento como soldado y buen administrador le granjearon la confianza del emperador Trajano Decio, que le encargó de la defensa de las Termópilas frente a los invasores procedentes del norte de Grecia.

 En el año 259 d.C., el emperador Valeriano I le otorgó el rango de tribuno militar, nombrándole gobernador de Illiria y general en jefe de todas las provincias del bajo Danubio. Durante el mandato de Galieno, Claudio alcanzó gran fama como militar combatiendo contra diversos usurpadores y el Senado erigió estatuas en su honor.

La muerte de Galieno en un complot permitió el nombramiento de Claudio II como emperador. Su reinado es breve pero en él se manifiestan signos de crisis, especialmente en la Galia donde se producen diversos nombramientos de emperadores y el inicio del movimiento de los bagaudas que implican revueltas de soldados y campesinos. Claudio quedó al margen de la situación en la Galia ya que se centró en la lucha contra los godos del Ponto. La primera batalla supuso la derrota de las tropas de Claudio pero en un segundo movimiento los romanos consiguieron una contundente victoria. Los godos se retiraron a Macedonia donde el hambre y la peste hicieron el resto. Estas victorias sobre los godos motivaron que el emperador adoptase el sobrenombre de "El Gótico". Pero Claudio no pudo aprovechar sus triunfos ya que una epidemia de peste acabó con su vida, sucediéndole Aureliano .