La moneda romana en la época de la república, es quizá la que aporta aspectos más interesantes desde el punto de vista historico-social, en comparación con las monedas emitidas en otras épocas.

La República duró casi tres siglos, por lo que los diferentes periodos quedan perfectamente marcados por los tipos que aparecen en los anversos y reversos de las monedas.

Las monedas de bronce del principio hacen todas alusión a las divinidades que los romanos adoraban.

En el anverso del As, aparece la cabeza de Jano Bifronte.

El Semis lleva la cara de Júpiter.

El Triens, la cabeza de Roma.

El Quadrans, la cabeza de Hércules.

El Sextans, la cabeza de Mercurio

La Onza, la cabeza de Bellona.

En su reverso, todas estas monedas llevan la proa de una nave, símbolo de la expansión marítima de Roma.

La Historia legendaria de Roma aparece en denarios con motivos muy significativos como la Loba y los Gemelos, la leyenda de Tarpeya, el rapto de las Sabinas, los dioses hermanos, los Dioscuros, que se pusieron a lado de los romanos, ayudando así en la victoria, en la batalla que tuvo lugar junto al lago Regilo, y que aparecieron posteriormente en la plaza pública de Roma, para anunciar al pueblo la buena noticia.

Efigies imaginarias de los Reyes de Roma, como Ancus Marcius, Regulus, Numa Pompilio, Quirius. Otros tipos hacen referencia a situaciones, como las guerras, 92 - 98 a. C., con denarios que incluían Italia en sus inscripciones, o nombres de jefes militares, vencedores de batallas o en reconocimiento por el logro de alianzas.

Ciertas monedas nos ofrecen las más pintorescas anécdotas: un dromedario aparece junto a Aretas, otros nos ofrecen monumentos, como el acueducto de Anco Marcio, o el templo de Vesta; o estatuas diversas como la del dictador Sila o la de M. Aemilius Lepidus, erigida por su victoria frente a los Ligurios.

También esporádicamente, ofrecen retratos de grandes hombres de su época como Cornelio Blasio, Caelius Caldus, el tribuno Servius Sulpicius Rufus, el cónsul Claudius Marcelus, o la Vestal Aemilia Lepida; e incluso de prisioneros ilustres como Yugurta o Baala.

De otra parte, aparecen figuras femeninas que representan a zonas anexionadas como provincias, son Hispania, África, Asia. También deidades personificadas como el Genio del pueblo Romano, la Libertad, la Salud, la Concordia, etc.

Además se pueden relacionar imágenes con hechos ocurridos; Diana la divinidad de la caza, conduciendo una biga representa la liga Latina contra Anibal; mientas que la Victoria volando sobre los Dioscuros es una alegoría al final de la primera guerra Púnica.

Resumiendo: durante un siglo, el Denario no cambia el tipo de imágenes de divinidades, pero hacia el año 134 a.C. los monetarios empiezan la acuñación de monedas que, en reverso, llevan referencias de alguna anécdota suya o de su familia. Si primero fue una inicial o un anagrama particular, después fue el nombre y como tipo algún suceso histórico, leyenda o fábula relacionada con algún miembro de su familia.

Se ha de tener en cuenta que estas familias eran muy antiguas; algunas de ellas descendientes de los primeros reyes, y otras eran consideradas parientes de grandes hérores e incluso de ciertas divinidades, o así lo pretendían.

Hasta Julio César, aparece siempre el rostro de algún personaje en el anverso, y el reverso sigue representando una divinidad o alegoría.

Posteriormente, en el Imperio, el anverso queda reservado para el emperador u otros miembros de la familia imperial, continuando la norma de reservar el reverso para la representación de alguna divinidad o tipos propagandísticos del "buen hacer" del emperador de turno.

La conclusión final es que este periodo de la República Romana en sus monedas ofrece una serie de atractivos de gran interés para un seguimiento de la Historia Romana.

 

EVOLUCION MONETARIA.

PERIODOS.

La primera moneda que se emite en Roma se remonta al siglo IV a.C., era el As Libral, que pesaba una libra romana, tomada de la griega (327,40 gramos) a pesar de la libra latina de peso 273 gramos.

El As Libral, era de bronce y de forma lenticular, tuvo sus divisores que fueron el Semis, medio As y de peso 6 onzas; el Triens, un tercio de As, y de peso 4 onzas; el Quadrans, un cuarto de As, y de peso 3 onzas; el Sextans, un sexto de As, peso 2 onzas y la Onza que era la duodécima parte del As.

Cada moneda llevaba una marca monetaria que indicaba su valor.

Centrándonos en la República Romana y hablando del sistema monetario, es muy interesante diferenciar claramente varios periodos.

Periodo I 269 - 222 a.C. PRE-DENARIO

PRIMERA EMISION 269 a 242 a.C.

Didracma moneda de plata y asociada con monedas de bronce, principalmente del Sur de Italia, con características griegas, tanto en estilo como en fabricación.

Varios tipos y pesos.

a) Cabeza de Marte y en reverso una cabeza de caballo; peso aproximado entre 6,9 y 7,6 gramos.

b) Cabeza de Apolo y en reverso caballo al galope; peso entre 6,8 y 7,3 gramos.

c) Cabeza de Hércules y en reverso loba y gemelos de peso entre 6,9 y 7,3 gramos.

Pequeños bronces con leyenda Romano.

As Grave basado, en cuanto al peso, en la libra italiana de 341 gramos.

La moneda de bronce parece que era una clara división del Didracma, aunque la división no nos sea del todo conocida. Aún así, parece probable que en el Sur de Italia la relación entre plata y bronce podía ser de 1:120.

SEGUNDA EMISION 241 a 22 a.C.

Didracma. Disminuye el peso de la plata, pero sigue relacionado con las monedas de bronce. Cambian ligeramente los tipos.

a) Cabeza de Diana y en reverso una Victoria con leyenda Romano.

b) Cabeza de Marte joven, en reverso caballo y leyenda Roma. Otros tipos con solo cabeza de caballo pero la misma leyenda.

c) Cabeza de Apolo y en reverso caballo y leyenda Roma.

Pequeños bronces, ahora con leyenda Roma.

As Grave de peso 325,4 gramos y basado en la libra romana.

 

Periodo II 222 - 187 a.C. UNIFICACION DE LA MONEDA

De 222 a 205 a.C.

Quadrigato. Es posible que fuera una copia de las Dracmas griegas, pero con motivos propios, tal como el busto de Hércules, Marte, Apolo en anverso, a la vez que aparecen divisores.

Medio-Quadrigato. Con el equivalente a una Didracma.

De 205 a 195 a.C.

Victoriato. Consecuencia de la disminución del peso del As, a la vez que el quadrigato sufre una reducción de peso y una progresiva devaluación.

a) Victoriato con peso de 3,4 gramos.

b) Medio Victoriato con 1,7 gramos de peso.

De 195 a 187 a.C.

Denario. La financiación de la Segunda Guerra Púnica provocó una fuerte devaluación del quadrigato que al estar basado en la plata y ser todavía fuerte la relación de ésta con el bronce, se hizo inevitable la reducción del As.

El prestigio de la moneda romana se intentó salvar con la aparición del victoriato con igual peso que el desaparecido medio-quadrigato.

En esta difícil situación monetaria se da entrada al Denario en 187 a.C.

Periodo III 187 - 155 a.C. REORGANIZACION DE LA MONEDA.

El periodo se inicia con la creación del Denario, resultado de una practica y experiencia de 80 años de acuñaciones numismáticas, que darán a Roma un sistema monetario adecuado a las necesidades comerciales tanto en el interior, como en el exterior.

MONEDAS DE PLATA.

DENOMINACIONES Y PESOS.

Denario marca X 10 ases 4,54 gramos.

Quinario marca V 5 ases 2,3 gramos.

Victoriato sin marca 15/2 ases 3,4 gramos.

Sestercio marca IIS 2 1/2 ases 1,1 gramos.

MONEDAS DE BRONCE.

As con peso de 54,6 gramos y en proporción de peso, desde el Semis a Semiuncia.

Dextans (S...) 10 onzas.

Quincunx (...) 5 onzas, con una denominación no romana.

Periodo IV 155 - 120 a.C. CAMBIOS EN PLATA Y BRONCE.

MONEDAS DE PLATA.

DENOMINACIONES Y PESOS.

Denario marca X, en 133 a.C. la marca pasa a ser XVI, por su equivalencia de 16 ases; después la marca es también X, monograma de XVI. El peso se reduce a 4 gramos.

Victoriato. Con peso de 2,3 gramos. No se acuña después del 150 a.C.

MONEDAS DE BRONCE.

Se produce una reducción uncial (135 a.C., llegando a no emitirse entre 133 y 108 a.C.). Su peso 27,3 gramos. Las divisiones en proporción y además aparece el

Dupondius (2 ases)

Dodrans (3/4 de as y marca s:.).

Periodo V 119 - 91 a.C. CAMBIOS MONETARIOS.

MONEDAS DE PLATA.

DENOMINACIONES Y PESOS.

Denario. Equivalente a 16 ases, como el periodo anterior. Marca XVI y ocasionalmente X.

Quinario. Reacuñado después del 97 a.C.

MONEDAS DE BRONCE.

Revalorización del As, con un peso superior a la uncia, solo emitido después del 108 a.C.

Es un periodo caracterizado por la ampliación de Cecas, donde la novedad más clara es la aparición de los denarios dentados o "serrati".

Periodo VI 90 - 79 a.C. GUERRA SOCIAL, MEDALLAS DENTADAS.

Hacia el tiempo de la Guerra Social hasta la muerte de Sila, ocurren importantes sucesos:

  • Emisiones de los "anti-romanos".
  • Las monedas de guerra de J. Silanus y L. Calpurnius Piso.
  • La revisión de las monedas dentadas (83 a.C.).
  • Emisiones militares en las Galias e Hispania, y aureos emitidos por Sila en Grecia y Asia Menor (85-80 a.C.).

Periodo VII 78 - 55 a.C. ESTABILIDAD MONETARIA.

Este periodo se caracteriza por no sufrir cambios en el sistema monetario. Artísticamente las monedas ofrecen una fuerte y evidente influencia griega.

Los anversos tienen un gran relieve.

Periodo VIII 55 - 44 a.C. POMPEYO - CESAR

Abarca parte de las guerras en las Galias y la guerra entre Pompeyo y J. César hasta la muerte del último.

 

RESUMEN.

Periodos
Años a.C.
Tema
I
269-222
Pre-denario
II
222-187
Unific. de la moneda
III
187-155
Reorgan. monetaria
IV
155-120
Camb. en plata y bronce
V
120-91
Variación de peso
VI
91-79
G. social m. dentadas
VII
79-55
Estabilidad monetaria
VIII
55-44
Guerra Pompeyo-César